Fundación TCS

Conoce las historias que a diario nos inspiran a través del Programa Cosas Buenas. Son muchas instituciones, fundaciones y personas que se dan a conocer aquí. Cada protagonista de este espacio, con su testimonio y compromiso, nos confirma que la vida está colmada de Cosas Buenas.

Los religiosos de la Orden de la Merced tienen como propósito la promoción social de la niñez y juventud en situaciones de riesgo a través de actividades recreativas.

Fundación TCS celebra los 50 años la obra de amor del padre Flavian Mucci en El Salvador, que se ha extendido a todo el territorio nacional.

Fundación Coatepeque nace hace 20 años y su trabajo se enfoca en la sostenibilidad de la cuenca del lago, el bienestar social y la armonía de sus comunidades.

En Cosas Buenas reconocemos el trabajo de salvadoreños que transforman vidas, personas, familias y comunidades enteras.

Antonio Ayala, un salvadoreño que emigró a EEUU debido a la guerra, logró desarrollarse en medios de comunicación de habla hispana. Fundó una asociación que brinda ayuda a nuestro país.

Movidos a Misericordia brinda alimentación a mujeres embarazadas y niños en la zona de Lourdes, Colón. Más de cien niños reciben platos de alimentos y gozan de actividades lúdicas.

Por más de medio siglo el Club Activo 20-30 ha tenido presencia en El Salvador. Uno de sus más grandes logros fue la primera Teletón en el año de 1982.

La historia de Fundación Ancalmo se remonta a la experiencia musical del Dr. Mario Ancalmo en el Trio Hermanos Escobar Ancalmo.

En el 2002 nace esta fundación del deseo de una madre de aportar herramientas a la sociedad y así brindar a su hija un entorno más humano.

Por mas de una década este centro de formación abre sus puertas a jóvenes de la Zona Norte del país y sobretodo de municipios como Apopa y Ciudad Delgado.

Yanci Cruz, una joven de Metapán convencida que querer es poder, cumplió su sueño gracias a una Beca ESEN y ahora es Ingeniera en Negocios.

Proveniente de la Zona Rural de Santa Ana, Eva tenía el sueño de superarse. Logró agenciarse una beca de educación Superior en la ESEN y su vida cambió.

Tomado muy fuerte de su silla de ruedas, surca el viento sintiéndose en completa libertad en la pista de atletismo.

Tras sufrir complicaciones al nacer, Alisson Segovia fue diagnosticada con parálisis cerebral. Gracias a Funter, ahora asiste a una escuela de sistema regular.

Su vida sufrió un giro radical tras perder una de sus piernas a consecuencia de la diabetes. En Funter encontró apoyo para su reinserción laboral.

La orquesta de FUNTER nace en el corazón de su voluntariado. Un maestro comprometido se esfuerza para que niños con discapacidad descubran sus talentos.